lunes, 22 de abril de 2013

“El Siglo de los Conquistadores (1492-1550)”


“El Siglo de los Conquistadores (1492-1550)”

Textos extraídos del trabajo de Pierre Chaunu “Historia de América Latina”, Edit. EUDEBA,, Bs.As., 1997. Págs.15 a 27.

1- El Imperio de las Islas y de las costas (1492-1519)
“El 24 de diciembre de 1492, Cristóbal Colón fundaba en la isla La Española, actualmente Santo Domingo, el modesto fuerte de la Navidad, con muy pocos hombres;éste sería el embrión del imperio “en el que nunca se pone el sol”. En seguida Colón regresó a España, en donde los Reyes Católicos lo acogieron triunfalmente.

(Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los reyes católicos)

Importaba a los españoles hacerse confirmar la posesión de las tierras encontradas en la ruta a las Indias, sobre todo ante el celo del rey de Portugal, Juan II. Los portugueses, desde hacía años buscaban por el sur el camino de las Indias; los españoles, ayudados por la suerte y la intuición parecían haber hallado lo que en años de esfuerzos, no habían logrado sus vecinos del oeste. Para hacerse confirmar la posesión de sus nuevas conquistas y, sobre todo, la de las que pensaban encontrar en la ruta trazada por Colón, los Reyes Católicos se dirigieron al Papa, suprema autoridad a la cual el derecho público de la Europa medieval reconocía el poder de conceder tierras no poseídas aún por ningún príncipe cristiano.(...) La ocasión era excelente: un Papa español Alejandro VI, ocupaba el trono pontificio gracias, únicamente, a las intrigas de los Reyes Católicos, sin las cuales no habría alcanzado nunca tal dignidad, ni por su virtud ni su saber.”

Alejandro VI

 “(...) Por la bula Aeterni Regis de 1481 (dada por Sixto IV) Portugal había obtenido la posesión de toda la tierra al sur de las Canarias y al oeste de las costas de Guinea (…) a fin de propagar el cristianismo.”
“Para poner pronto fin a las amenazas portuguesas, la diplomacia española logró sin dificultad, de la curia pontificia, la publicación de una serie de bulas (en mayo y en setiembre de 1493) la primera de las cuales, la Inter caetera (o Bula de Demarcación), fijó de manera precisa los dominios español y portugués. Trazó entre ambos una línea ideal que unía los dos polos y pasaba por un punto situado a 100 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde y Azores. Al oeste de esa línea, todas las tierras descubiertas pertenecían a Castilla. La solución española triunfaba, demasiado ampliamente, sin duda. Portugal resultaba frustrado, pues el Papado renegaba de sus promesas de 1481. Para calmar las iras de Juan II, los Reyes Católicos firmaron, el 7 de junio de 1494, el tratado de partición de Tordesillas que modificaba ligeramente, en provecho de Portugal, las estipulaciones de las bulas pontificias. La línea demarcatoria se desplazaba más hacia el oeste: a 370 leguas de las islas de Cabo Verde. Por las bulas  de 1493, España pretendió siempre la total posesión de las Indias, por la modificación del tratado de Tordesillas, los portugueses fundaron en derecho su instalación en la costa de Brasil.
El 24 de abril de 1500, el portugués Pedro Álvarez Cabral, que había partido por la ruta del sur, llagaba a la costa brasileña, a Puerto Seguro, cerca de la actual Bahía.(...)
La conquista de América fue en principio y ante todo un acto español. Persuadido de que había llegado a las proximidades de las Indias,  Cristóbal Colón se obstinaba y por tres veces volvió al Nuevo Continente tratando de individualizar las costas del Mediterráneo americano. Desgraciado, murió sin haberse compenetrado de su hazaña. Durante los treinta años siguientes a su primer viaje, los españoles tomaron posesión de las Antillas mayores. Américo Vespucio (que dio su nombre al Nuevo Mundo), Ojeda, Juan de la Cosa, Núñes de Balboa, el primero en llegar, el 25 de setiembre de 1513, a las costas del Pacífico...sorprendidos, vieron surgir ante ellos un continente nuevo.
Todavía no era para los españoles sino un obstáculo en el camino de las especies, obstáculo que había que bordear. Ésa fue la empresa que el portugués Hernando de Magallanes trató de llevar a término por cuenta del rey de España (1519-1521). De su aventura baste recordar el paso decisivo que significó para el conocimiento del continente y los derechos que daba a su señor sobre las futuras Filipinas, ese lejano anexo de Nueva España, que se bosquejaba en el momento mismo en que Magallanes dejaba las costas europeas.”

TAREA:
1- Luego de leer el texto responde:
a-¿A qué crees que se le llamó “el imperio donde nunca se pone el sol”? ¿por qué recibiría ese nombre?
b- ¿Cuál era la disputa entre los reyes de España y Portugal? ¿Cómo se solucionó?
c- ¿Por qué intervenían los Papas en asuntos de política internacional?
2- Realiza un planisferio y marca: la línea del tratado de Tordesillas, los dominios portugueses y los dominios españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario