domingo, 31 de mayo de 2015

Sociedad en las colonias hispanoamericanas

Cuando se habla de América Latina se hace referencia a su condición de "mestiza", esta característica comienza a perfilarse en la época colonial, como resultado de la gran afluencia de corrientes migratorias (opcionales y forzadas) que se sumaron a la población local. La diversidad étnica que provocó ese mestizaje, es visible hoy en las características biológicas y culturales de nuestros pueblos.
Caracterizada por la diversidad de tipos humanos que la conformaron, la sociedad colonial hispanoamericana fue relativamente abierta al principio de la conquista, y se  fue cerrando paulatinamente hasta convertirse en una organización rígidamente organizada.
Basada en la riqueza, el poder político y el color de la piel ("pigmentocracia"), tuvo una organización sumamente jerarquizada.




 "Las sociedades de los dominios coloniales españoles se conformaron a partir de tres grupos étnicos de diferente origen: los indígenas, nativos de América; los blancos, llegados de Europa; y los negros, provenientes de Africa. Durante el proceso de conquista y colonización fue creciendo un cuarto grupo, producto de la mezcla de los otros tres, al que se denominó castas. Como resultado de ese proceso de mestizaje se diferenciaron tres nuevos grupos entre la población: los mestizos (mezcla de español e indígena), los mulatos (mezcla de español y negra) y los zambos (mezcla de negro e indígena). Durante el siglo XVIII el proceso de mestizaje estaba muy avanzado, y en muchas regiones el número de mestizos predominaba sobre el resto de la población.
     El mestizaje se vio favorecido por el escaso número de mujeres llegadas de España, debido a que allí sólo se les permitía emigrar a las casadas. Muchos de los hijos mestizos eran producto de relaciones extramatrimoniales, ya que habitualmente los españoles sólo se casaban con españolas. Los hijos de padre y madre españoles nacidos en América fueron llamados criollos.
     La existencia de estos diferentes grupos de acuerdo con su origen o color de piel tuvo una gran importancia en la sociedad colonial del siglo XVIII. Los blancos eran una minoría, pero ocupaban los lugares de privilegio, tanto por su riqueza como por su prestigio social. Las diferencias sociales se acentuaban aún más por las diferencias de origen y de color de piel.

Las Castas.
       El aumento de la población mestiza preocupó a la minoría blanca dominante. El intento por reforzar las diferencias sociales a partir del color de la piel dio origen a una compleja clasificación de todas las posibles mezclas entre blancos, indígenas y negros. Alguno de los nombres con que denominó a las mezclas de castas fueron: tercerón, cuarterón, quinterón, octavón, castizo, morisco, calpanmulata, chino, lobo, jibaro, coyote, puchuel, albarrazado, genizaro, albino, grifo, salta atrás, tente en el aire, no te entiendo."1

A continuación se relatan las características de cada uno de los grupos étnicos mencionados.

 La población blanca
"Se integró inicialmente con los conquistadores y sus descendientes, aumentándose paulatinamente con contingentes colonos.
     Mediante una legislación adecuada la Corona procuró estimular la emigración blanca hacia los dominios  americanos. Las mujeres solas no podían pasar a Indias, solamente las casadas podían hacerlo, lo cual de alguna manera impulsó las uniones de españoles con indias y el surgimiento de un numeroso mestizaje. Frente a la inmigración legal, esto es, con la indispensable licencia real, se produjo una inmigración clandestina que no pudo ser controlada. Los extranjeros, salvo casos especiales, tenían la entrada prohibida, de ahí que su número fuese muy reducido.Blancos conquistadores.
     Después de la primera etapa inmigratoria (la del tiempo de la Conquista) hubo una segunda corriente, que tuvo distintas características. Se advierte una mayor participación de la mujer, en tanto que el interés general, más que orientarse hacia la aventura, buscó el afincamiento y el tranquilo disfrute de una propiedad.
     Las regiones más codiciadas fueron, naturalmente, aquellas que ofrecieron mayores riquezas minerales y mayor cantidad de mano de obra indígena (México y Perú). La colonización, inicialmente radicada en las Antillas y Tierra firme, se desplazó hacia esos centros, en tanto que en los territorios que ofrecían menores ventajas la colonización fue más tardía y menos intensiva(...).
     Los blancos  eran el grupo más poderoso. Lo componían los españoles y los criollos."2

Españoles o peninsulares
Españoles en América 
Español residente en América.

"Los españoles nacidos en la península Ibérica que vinieron a América tenían dentro de la colonia los mayores privilegios y estaban autorizados a asumir los cargos más importantes del gobierno y de la administración; también tenían derecho a la más alta jerarquía eclesiástica y del ejército.
Aunque, en general, los españoles no provenían de la nobleza peninsular, era frecuente que accedieran a títulos nobiliarios menores (como el que les confería el título de "hidalgos") por sus servicios a la Corona en las Indias.
Entre los españoles existían grupos que se diferenciaban por su origen en la península Ibérica: por ejemplo, la empresa colonizadora y conquistadora estuvo mayoritariamente en manos de los castellanos, más tarde llegaron al continente los catalanes y los mallorquines para organizar empresas comerciales. También se distinguían por su fortuna, o por su lugar en la economía o la administración colonial: por ejemplo, los encomenderos eran un grupo que, entre los españoles, tenían identidad propia y solían actuar defendiendo sus intereses"3
"Los españoles formaban el sector social más importante. Ocupaban los cargos políticos altos (virreyes, auditores, gobernadores). Algunos se desempeñaban como comerciantes, abogados y sacerdotes, pero eran sobre todo los propietarios de las grandes haciendas y de los yacimientos mineros.
     Una figura de gran importancia social fue el hacendado, que al estilo de los señores feudales tenía cárceles en su propiedad y ejercía justicia sobre sus dependientes. La supremacía social de los españoles se indicaba en diversas circunstancias: ocupando los primeros lugares en las ceremonias públicas y religiosas, estaban exentos del azote público, con el que se castigaba al resto de la población por incurrir en delitos menores. Tenían además las mejores posibilidades para su educación y rechazaban los trabajos agrícolas o artesanales, que consideraban exclusivos de "gente de inferior condición".4
     
Los criollos
 Eran los descendientes de españoles, nacidos en tierras americanas. A diferencia de sus progenitores, estaban en general excluidos de los cargos principales del gobierno colonial y no gozaban de todas las prerrogativas de los peninsulares."5


Los indígenas
Antes de la llegada de los españoles la población indígena de los territorios conquistados ascendía aproximadamente a doce millones y medio. Esta población se hallaba desigualmente distribuida a lo largo de dilatadas regiones; los centros principales fueron los ocupados por altas culturas autóctonas (México, Perú), convertidos luego en los núcleos virreinales más encumbrados.
     Después del proceso de la Conquista se produjo un brusco descenso de la población indígena. Entre 1492 y 1570 la disminución fue del orden de los dos millones y medio, manteniéndose a un ritmo menor a lo largo de todo el período colonial."6

Los sistemas de tutelaje indígena.

"En 1542, las "leyes nuevas" establecieron que la situación legal del indígena sería la de súbdito libre de la corona de Castilla, pero alegando "desorientación espiritual" y "atraso cultural" eran considerados como "menores de edad", incapaces de valerse por sí mismos y que requerían ser tutelados por los europeos.
Nadie podía esclavizarlos ni comprarlos (aunque en las fronteras se dio igual).
Se establecieron horarios de trabajo, prohibición del trabajo infantil (menores de 18 años), se fijaron salarios, se dieron derechos en cuanto a medidas sanitarias (defensa de la salud y atención en caso de accidentes). Lo cierto es que las leyes nuevas, en gran número de casos, no se aplicaron  tal cual se establecían, y la situación legal del indígena dio pie a los abusos por parte de encomenderos y corregidores.
Entre los sistemas de tutela, entoncontramos la encomienda, la mita, los corregimientos y las misiones.

 La Encomienda.

Creada en 1503 era un sistema de tutela y trabajo forzoso para indígenas de 18 a 50 años.
Fue el sistema más usado durante el siglo XVI.
"La encomienda consistía en la asignación, por parte de la corona, de una determinada cantidad de aborígenes a un súbdito español, encomendero, en compensación por los servicios prestados. Tras esto, el encomendero se hacía responsable de los nativos puestos a su cargo, los evangelizaba, y percibía los beneficios obtenidos del trabajo que realizaban los nativos.

Indígenas americanos
Indígenas y españoles

Durante los primeros años de la encomienda, no existía ningún tipo de regulación ni jurisdicción que garantizase los derechos de los aborígenes, por lo cual, éstos eran explotados. Con las Leyes de Burgos de 1512 se establecieron una serie de pautas con respecto al uso de la encomienda, y se hizo especial hincapié en el buen trato a los aborígenes. Sin embargo, los abusos continuaron perpetuándose."7


El encomendero debía construir una iglesia, bautizar a los recién nacidos, dar sepultura a los muertos, alfabetizar a los hijos de los caciques, dar como paga una alimentación suficiente. Los trabajos en las minas no podían superar los 5 meses y no podían recibir castigos físicos.
El encomendero debía pagar impuestos y brindar servicio militar a la corona.
Cada 50 indígenas, el encomendero debía construir 4 chozas con 1 hamaca por persona.
Cada indígena recibía una parcela hereditaria y aves de corral.
El máximo de indígenas por encomendero era de 150.

mita

La Mita.

Es un sistema de trabajo rotativo, obligatorio, asalariado, por sorteo, de origen incaico.

Se aplicó para el trabajo en minas, fortificaciones, ingenios azucareros, obrajes y obras públicas.
Los indígenas tenían un pago diario o semanal, viáticos de viaje, casa, comida, servicios religiosos, asistencia médica y días libres los domingos y feriados. Trabajaban de 7 a 8 horas por día.
La mala ventilación y desagües en las minas, el uso de las minas como dormitorio y la mala alimentación, bajos salarios, entre otras cosas, hicieron de este sistema una forma de explotación.

"La mita durante el periodo colonial fue un trabajo obligatorio de los indios varones entre 18 y 50 años a favor del estado español, éste administraba la mano de obra indígena en función a los pedidos de las diversas “industrias” españolas. La mita era por un periodo determinado, en el caso de la mita minera (Potosí y Huancavelica) el tiempo de duración era un año, por sus servicios los indios8 recibían un pago que les era insuficiente (ellos debían costear su alimentación y alojamiento durante su mita).
Los indios 
8 mitayos pertenecían al pueblo, ellos trabajaban en las minas, los obrajes, ciudades y haciendas; la autoridad colonial encargada de la organización directa de la mita era el corregidor, éste contaba con el apoyo de caciques y curas doctrineros. El gran organizador de la mita colonial fue el virrey Francisco de Toledo, quien justificó la explotación de los indios en nombre de la Iglesia y la grandeza de la corona española. Para administrar mejor la mano de obra india el virrey Toledo los concentró en reducciones.

La mita fue un gran abuso para los indios del común, fueron tantos los horrores que el virrey Pedro Fernández de Castro, el Conde de Lemos, le solicitó a la corona (Carlos II) su eliminación, pero su pedido no fue escuchado, los españoles pensaban que sin la mita las minas dejarían de ser explotadas, además se decía que los indios debían ser obligados a trabajar porque eran de naturaleza ociosa.

En el siglo XVIII, Túpac Amaru II tomó como bandera de su rebelión la eliminación de mita, pero no consiguió su objetivo debido a que fue derrotado por el visitador Areche. Durante las reformas liberales gaditanas (Constitución de Cádiz) se eliminó legalmente la mita, pero ello casi no se aplicó, recién con la independencia desapareció completamente la mita colonial."9

Los Corregimientos.

Eran pueblos indígenas dirigidos por funcionarios del estado. En ellos no podían ingresar blancos ni africanos.
Se realizaban trabajos en la tierra (que era de propiedad común) y en obrajes (especialmente textiles). Una parte de la producción iba a una caja de ayuda social (aunque el corregidor se apropiaba de ella en muchos casos).
Los indígenas se veían obligados a comprar productos innecesarios y a precios abusivos, de allí que el indígena adquiriera deudas impagables.

Las Misiones.

Eran pueblos de indígenas sometidos a tutela de la iglesia, a través de ordenes religiosas (franciscanos, jesuitas, capuchinos, domínicos).
Los jesuitas perfeccionaron el sistema y se destacaron en su labor con los guaraníes.
Cada familia tenía para su subsistencia, una chacra integrada por casa, jardín y huerto, en usufructo (no en propiedad).
La base de la producción era agrícola (tabaco, algodón, yerba) y en menor medida ganadera.
Poseían flotas fluviales y ejército (como defensa anti portuguesa).
Se trabajaba de lunes a sábado (menos feriados).
Tenían formas de distracción como el tiro al blanco, carreras de caballos, juego de pelota y conciertos.
En las misiones, los indígenas eran educados en oficios, lectura y escritura y música. Poseían imprentas, diccionarios castellano-guaraní y biblioteca en cada poblado.
Las misiones en nuestra región.
"Las Misiones Jesuíticas se establecieron en la zona de la colonización española en la Gobernación del Río de la Plata con la finalidad conjunta de civilizar a los indígenas bajo la autoridad española; y simultáneamente ejercer actos de efectiva ocupación de los territorios que estaban en una zona en la cual no se delimitaban claramente las jurisdicciones de la colonización española y portuguesa. Fueron poblaciones integradas exclusivamente por indígenas, aunque dirigidas por monjes jesuitas a los que se asignaba función sacerdotal, instaladas en territorios expresamente asignados para tal fin, comprendidos en la Provincia Jesuita del Paraguay, creada en 1604.
Existieron dos grandes grupos de Misiones, las Misiones Orientales que estaban ubicadas en los territorios a este del río Uruguay, al norte del Río Ibicuy, y a ambos lados de la actual frontera entre el Uruguay y el Brasil; y las Misiones Occidentales, situadas en actual territorio argentino de la mesopotamia de los ríos Paraná y Paraguay, en el territorio de la actual Provincia de Misiones, que son las únicas de las que se han conservado restos de sus edificaciones, y que son visitadas como lugar de interés turístico.
La primera de las Misiones fue establecida en 1624, dirigida por el Padre Guzmán quien logró fundar en territorio del actual Departamento de Soriano, ubicado al sur del Río Negro, la Misión de Santo Domingo de Soriano, cuyos pobladores fueron indios chanás.
Los padres jesuitas llegaron a establecer muchas otras Misiones sobre las costas orientales del Río Uruguay, abarcando territorio de los actuales Departamentos de Artigas y Rivera, como del sur del actual Estado brasileño de Río Grande del Sur; entre ellas las poblaciones de San Borja, San Ángel, San Juan, San Nicolás, San Luis, San Lorenzo y San Miguel, que alcanzaron en su conjunto una población superior a las 30.000 personas.
En 1604 se creó la llamada Provincia Jesuítica del Paraguay, que abarcaba los territorios habitados por indios guaraníes, compuesta por grandes extensiones de tierras llamadas “estancias” y dentro de cuyo territorio los jesuitas instalaron un total de 30 misiones; de las cuales siete estuvieron situadas al este del Río Uruguay, y fueron denominadas “Los siete pueblos de las Misiones”, integrados por San Borja, de 1682; San Nicolás, de 1687; San Miguel, de 1687; San Luis, de 1687; San Lorenzo, de 1690; San Juan, de 1697 y San Ángel, de 1706.
Las misiones orientales estaban en el territorio actual del Estado de Río Grande del Sur, un territorio que integraba la indefinida frontera entre las zonas de influencia de los españoles y los portugueses; y en el cual incursionaban alternativamente. Comenzaron a establecerse para detener la expasión portuguesa, a partir de una primer reducción de San Nicolás fundada en 1626 por el jesuita Roque González, aunque fue abandonada en 1637.
Luego, en 1632, el jesuita Cristóbal de Mendoza fundó la misión de San Miguel de Arcángel, en las costas del Río Ibicuy; una misión que alcanzó su mejor época en las primeras cinco décadas del siglo XVIII, habiendo llegado a tener una población de alrededor de 6.000 habitantes, pero luego entró en sostenida decadencia. Actualmente, sus ruinas han sido restauradas y — conjuntamente con los de la Misión de San Ignacio Miní, en Argentina y los de las Misiones de Trinidad y de Jesús en Paraguay — constituyen los únicos restos de las Misiones Jesuíticas.
También llamadas reducciones, las Misiones estaban organizadas en una estructura de cargos públicos similar a la de las ciudades españolas. En cada una de ellas existía un Jefe superior, alcaldes y regidores que integraban el Cabildo; cargos que eran todos ellos ejercidos por indios (generalmente los caciques); aunque no poseían iniciativa propia y tenían solamente la función de ejecutar las directivas de los sacerdotes que dirigían la misión.
Los jesuitas fueron transformando gradualmente las costumbres de los indígenas; atendiendo primariamente a aquellos aspectos más contrarios a los principios de la religión católica, como la antropofagia y la poligamia. Orientaron la organización familiar de la tribu guaraní en base a la monogamia; para lo cual construyeron en sus Misiones un tipo de habitaciones que se conocen como “tiras”; por cuanto las unidades de habitación eran contiguas, pero en cada una habitaba solamente una familia, destinando la primera a la familia del cacique.

En otros aspectos, no modificaron mayormente las estructuras culturales y sociales; manteniendo el idioma indígena que los jesuitas aprendieron. Las comunidades que formaban las misiones tenían una estructura económica primitiva, prácticamente eran economías de subsistencia; así que pudieron mantener sus características conforme a las cuales el concepto de la propiedad quedaba limitado a los utensilios personales. El proceso educativo de los indígenas en cuanto a la dedicación organizada al trabajo productivo de tipo agrícola y ganadero, resultaba compatible con la disponibilidad en común de los bienes de consumo y de uso, que concordaba además con las prácticas usuales en las comunidades de las órdenes religiosas cristianas.
La Compañía de Jesús es una orden religiosa que fue fundada en el año 1534, por Iñigo López de Recalde, que luego fuera canonizado por la Iglesia Católica como San Ignacio de Loyola. Integrada inicialmente por un grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad de París, la existencia de la Orden fue aprobada por el Papa Pablo III, en 1540.
Los integrantes de la Compañía de Jesús, se denominan jesuitas. Su fundador, Ignacio de Loyola, centró las determinantes de su fé religiosa en la figura de Jesucristo; del mismo modo que otras órdenes religiosas lo hicieron en la Virgen María o en otras figuras prominentes de la religión católica.
La Compañía de Jesús tuvo como uno de sus objetivos primarios, ejercer la defensa de la Iglesia Católica, especialmente ante el surgimiento en Europa de la Reforma Luterana; y se convirtió en uno de los principales impulsores de la llamada Contrarreforma. El lema de su fundador era Omni ad maiorem Dei gloriam, (Todo para la mayor gloria de Dios).
Una de sus metas principales era propagar la fe cristiana entre los indios paganos del nuevo mundo; por lo cual muchos jesuitas europeos se dirigieron al continente americano; destacándose entre ellos varios de origen húngaro. Algunos se dirigieron a la zona de los Ríos Amazonas y Marañón, y sus afluentes, actuando como misioneros entre los indios de esas regiones; con lo cual realizaron también indirectamente una interesante actividad en cuanto al conocimiento geográfico de esas regiones, especialmente en cuanto a la delimitación de los territorios asignados a España y Portugal.
La actividad de los jesuitas fue también muy importante en América en el campo científico. Siendo muchos de ellos personas sumamente cultas, no solamente aprendieron y cultivaron los idiomas indígenas y tradujeron a los mismos los textos sagrados del catolicismo; sino que estudiaron la flora — incluso las plantas medicinales — la fauna, la geografía y hasta la astronomía en estos territorios. El primer libro de geografía de América del Sur publicado en España, fue obra de un jesuita húngaro, Ferenc Limp, llegado a Buenos Aires en 1729, quien lo escribió en la Misión de Yapeyú.
Los jesuitas tuvieron una importante actuación en el desarrollo de los más antiguos centros culturales de América del Sur, como las Universidades de Lima y de Córdoba."10

La esclavitud

Esclavo negro
Esclavo negro


La esclavitud fue el primero de los sistemas de trabajo en emplearse en América. Pero tras el reconocimiento de los nativos como súbditos de la Corona y los escritos del fray Bartolomé de las Casas que impulsaron las Leyes de Burgos de 1512, la esclavitud de los aborígenes quedó abolida, y se reemplazó por sistemas semiesclavistas (la encomienda y el repartimiento). La necesidad de una mano de obra aún más barata que la nativa, impulsó la importación de esclavos del África subsahariana. El comercio de esclavos se consolidó rápidamente y gracias a ello se constituyó el denominado sistema de "comercio triangular", mediante el
cual, se importaban esclavos a América, los cuales eran
El comercio triangular
El comercio triangular
utilizados en las grandes plantaciones, las materias primas producidas se exportaban hacia la Europa preindustrial. 11



Los africanos.
"Habían llegado desde África, como esclavos, para trabajar en las plantaciones de las regiones tropicales americanas. Posteriormente, también fueron adquiridos para las tareas domésticas. Se los vendía como mercaderías y sus dueños podían decidir sobre sus vidas. Junto con los indígenas constituían el 88% de la población colonial.
     Los españoles trajeron al Río de la Plata y al Tucumán algunos africanos comprados en el Brasil. Pero, desde 1713, los africanos entraron a estas tierras en mayor número, luego de la Paz de Utrecht, que puso fin a la guerra de la sucesión española. Un tratado anexo entre España e Inglaterra -el Tratado del Asiento- abría el tráfico de esclavos a los traficantes ingleses, agrupados en la Compañía del Mar del Sur. La compañía traficante de esclavos estaba autorizada a introducir, en forma monopólica, africanos en varios puertos americanos -entre ellos, Buenos Aires- por treinta años. En Buenos Aires, los esclavos eran vendidos localmente o distribuidos en las ciudades del interior. En las ciudades, los esclavos trabajaban en tareas domésticas en las casas de los españoles ricos o como artesanos en talleres. En el campo, trabajaban en las estancias y haciendas de los españoles. La población de origen africano fue muy abundante en la ciudad y en la campaña de Tucumán y Buenos Aires."12
"Los africanos traídos por la fuerza desde el África central o ecuatorial eran comercializados como esclavos por empresas portuguesas e inglesas.
Muchos esclavos eran utilizados en las tareas de mayor compromiso físico, en las minas o en labores agrícolas extensivas, dado que en ocasiones eran más eficaces para el trabajo que los indígenas americanos. También fueron trasladados para llenar el vacío dejado por la desaparición de poblaciones indígenas completas, como sucedió, por ejemplo, en la zona del Caribe. No tenían amparo legal ni social alguno, eran considerados "bienes" de sus dueños. Sus faltas se pagaban con dureza: los que lograban escapar eran perseguidos y ajusticiados de manera ejemplar para evitar nuevas evasiones.
Entre la población negra, había quienes practicaban cultos chamánicos y animistas que estuvieron fuertemente censurados por sus dueños; dichas prácticas terminaron produciendo una mezcla cultural compleja, como el vudú haitiano o el candomblé del Brasil, que se difundió entre toda la población americana. De toda la riqueza de su cultura, uno de sus aportes más importantes es la música: no hay ritmo latinoamericano que no tenga o haya tenido influencia africana."13
El promedio de vida de los africanos, era de 28 años. Tenían derechos (a la vida, al nombre, a ser bautizado, al matrimonio dentro de su etnia, al ahorro, a comprar su libertad, a ser manumitidos o sea libertos por el amo), pero no siempre se cumplían.
"Europa caníbal
"Los esclavos subían temblando a los barcos. Creían que iban a ser comidos. Tan equivocados no estaban. Al fin y al cabo, el tráfico negrero fue la boca que devoró al África"*

Durante más de tres siglos millones de personas fueron arrancadas de su tierra, África.
Ello se hizo en condiciones infrahumanas y fueron esclavizadas en América.
¿Qué sabemos de este largo período de la Historia?
¿Cómo cambió este hecho las características de nuestro continente?
 

*GALEANO, Eduardo (2008) "Espejos. Una historia casi universal", Ediciones del Chanchito, Montevideo. pp. 149


"La esclavitud es una de las formas más antiguas de dominación del hombre sobre el hombre".
Durante la Época Antigua, en Europa, y en América antes de la llegada de los europeos, el esclavo era un producto de la conquista militar de un pueblo sobre otro, básicamente un botín de guerra.
¿Por qué se eligieron esclavos negros?
La expansión del cristianismo en Europa hizo que se rechazara la esclavitud de otros seres humanos. Como los negros africanos tenían características físicas y culturales marcadamente diferentes, los europeos declaran a los africanos como "seres sin almas", y de esta manera justifican su esclavitud.
En el caso de la esclavitud moderna,el esclavo era considerado como una mercancía es decir "aquello que se puede vender o comprar", no era solamente un hombre que dependía del poder de otro.
Millones de esclavos fueron capturados por la fuerza en el continente africano, "entre los cuales había médicos, juristas, escritores, músicos y escultores marcharon rumbo a las plantaciones de América".
¿Qué sucedía en África durante todo el período de captura de esclavos?
Existieron numerosas guerras entre los distintos grupos africanos. Gran cantidad de tribus se deshicieron porque sus miembros fueron esclavizados o muertos. Los jóvenes eran los esclavos más buscados, esto causó un empobrecimiento y una reducción muy fuerte de la población más productiva.

Notas.
1. http://www.oni.escuelas.edu/
2. Ídem.
3. http://www.uy.kalipedia.com/
4.http://www.oni.escuelas.edu/
5.Ídem.
6.Ídem.
7.http://www.claseshistoria.com/
8. Así se encuentra en el texto original, lo correcto, conceptualmente, es referirnos a los "indígenas".
9.http://radio.rpp.com.pe/peruanosenelexterior/la-mita-en-el-peru-colonial/
10. http://www.escueladigital.com.uy/
11.http://www.claseshistoria.com/
12.www.oni.escuelas.edu
13. Ídem.
14.http://www.ceibal.edu.uy
15.Ídem.

Economía Hispanoamericana entre los siglos XVII y XVIII


LA ECONOMÍA HISPANOAMERICANA DURANTE LOS SIGLOS XVII Y XVIII.

El contacto entre América y Europa, dio origen a un importante intercambio de especies animales y vegetales, que cambiaron la economía de ambos continentes. Desde los inicios, los españoles se interesaron en las plantas americanas, base de la alimentación y de las medicinas indígenas. El uso y la difusión de las plantas americanas y europeas, fue, al comienzo, en forma aislada realizado por soldados, marinos y las órdenes religiosas. Luego se realizará a través de la Corona española.

La explotación de los recursos americanos.

La explotación de los recursos se realizó en dos etapas:
·         en la primera mitad del siglo XVI se produjo la etapa extractiva: se apoderaron, de los tesoros indígenas.
·         a mediados del siglo XVI comenzó la etapa “productiva” con la explotación de las minas de plata de Zacatecas en México y de Potosí en Perú.
Los reyes mantenían derechos de propiedad, -regalías-, sobre determinados bienes: minas de oro y plata, extracción de la sal, piedras preciosas, perlas, así como sobre las tierras sin repartir. Pero en general, concedían la explotación de esos bienes a los particulares, a cambio de la entrega, generalmente, del quinto de lo producido, llamado "quinto real".

La minería.


La explotación minera fue la principal fuente de ingreso para España. Los yacimientos podían ser de metales preciosos, -como oro, plata, platino-, de metales útiles, - como mercurio, cobre, estaño, hierro y plomo-, de piedras preciosas, -esmeraldas-, de sal, de azufre, y de piedra caliza. La explotación no fue fácil debido a las zonas en que se encontraban los yacimientos, la falta de técnicos europeos y de mano de obra calificada, el anegamiento de las galerías de las minas, entre otras razones.A fines del siglo XVIII, las minas de plata censadas en el Perú eran 546. Por esta razón, los virreinatos de México y de Perú fueron considerados como los "virreinatos del oro y de la plata".A partir de 1630 comienza a declinar la producción minera. Las razones de esta reducción fueron: el aumento del contrabando de los metales, el costo de la producción, la disminución del rendimiento de las minas, el aumento de los impuestos, la reducción de la mano de obra y el consumo por parte de la población de objetos de plata y oro.

 El metal precioso americano le sirvió a España para:
·         Pagar los gastos de la Corona, y de la administración del Imperio: funcionarios, ejército, etc.
·         Costear las guerras de los reyes en Europa.
·         Armar los buques de escolta de la armada real que acompañaban a los convoyes que entraban y salían de España a América.
·         Comprar mercaderías a otros países para abastecerse ella y a América. Por esta razón, salieron de España enormes cantidades de metales preciosos, durante los siglos XVI y XVII, beneficiando a países como Francia, Holanda e Inglaterra.


La Tierra.



El concepto de propiedad de la tierra era desconocido entre las civilizaciones indígenas. Pero, los derechos generados por cientos de años de uso se perdieron así como el intercambio de productos entre las comunidades, de acuerdo a lo que cada una producía, como resultado de la conquista. La propiedad de la tierra pasó a corresponder, por derecho y en teoría a la Corona española. Pero por "gracia" o "concesión" (también llamada "merced"), los particulares podían adquirir títulos de propiedad sobre ella.A partir del siglo XVIII, y como consecuencia del descenso demográfico y de la producción minera, se generalizó el proceso de apropiación de tierras. Surgieron así los latifundios, las típicas haciendas coloniales.La mano de obra de este tipo de propiedad estuvo representado por el peón, aunque hubo variantes regionales. Los pueblos de indios, que necesitaban tierras suficientes para producir y garantizar el pago de los tributos en especie, se vieron perjudicados.La Iglesia, en especial las órdenes religiosas, tuvieron un papel muy importante en la formación de la gran propiedad: a través de donaciones, compras, usurpaciones y herencias, lograron acumular la mayor fortuna territorial del mundo colonial.


Café












Tabaco

Cacao
Estos cultivos fueron producidos en latifundios y junto con otros productos nativos americanos, como la papaya, la palta, el maní, el maíz, la papa, el tomate y el ají, fueron internándose en las costumbres culinarias y/o hábitos de los europeos.
En el Río de la Plata, los españoles no encontraron riquezas minerales, ni posibilidades de grandes plantaciones. El interés que los atrajo a esta zona fue el comercial y la posterior posibilidad de la ganadería, formándose así importantes puertos (como Buenos Aires y Montevideo) y vaquerías (gracias a las cuales se conformó el tipo social del gaucho).

Manufacturas.

Las manufacturas no tuvieron gran desarrollo en América porque el gobierno español no las fomentó o las prohibió para evitar la competencia con las españolas. Pero a medida que la población americana aumentó, no bastó con la producción importada. Se hizo necesario desarrollar algunas manufacturas como: la industria minera, -especialmente la de la plata-; la industria azucarera; la carpintería; la textil (obrajes); la naval y la maderera. También se elaboró harinas, vinos, aguardientes y chocolates. Se utilizó el cuero y con la carne se hizo charque; se aprovechó la miel. La manufactura más extendida fue la textil realizada con mano de obra indígena. México fue el único territorio al que se le permitió la fabricación de cerámica.
El comercio entre España y América.

La política comercial española con respecto a América se basó en el Mercantilismo. Se estimaba que América era una fuente de riquezas: ofrecía mercados para los productos españoles, suministraba materias primas y, sobre todo, producía enormes cantidades de metales preciosos. Por ello, España monopolizó todo el comercio con las Indias. Esta política monopolista se mantuvo hasta el fin del régimen colonial. A esto se le llamó " pacto colonial".

Los instrumentos del mercantilismo.

Ø  Puerto único:

Los puertos de Sevilla, y luego Cádiz, monopolizaron el comercio con América. Los comerciantes,  controlaban el volumen y la calidad de la mercadería que salía hacia América y establecían, según su parecer, los precios para su venta en ella.Este sistema de "puerto único" tenía su similar en América. Sólo tres puertos estaban habilitados para el comercio con España: Veracruz en México, Cartagena en Nueva Granada (Colombia) y Portobelo en Panamá. De esta manera se llevaban productos de América y Europa a Oriente y se traía mercadería de esta zona.

Ø Flotas y Galeones


El comercio con América se realizaba a través del sistema llamado de "flotas y galeones". Eran barcos de carga protegidos por barcos de guerra, -galeones- , para evitar la acción de los corsarios y los piratas, y asegurar que los metales preciosos llegaran a España. Se enviaban dos flotas por año: una salía de España en abril y se dirigía a Veracruz en México; la otra salía en agosto y llegaba a Portobelo y Cartagena. Ambas se reunían en la Habana en marzo del año siguiente y regresaban juntas a España. El comercio entre las diversas regiones de América estaba prohibido sobre todo de los artículos que le pudieran hacer competencia a los que exportaba España.

Ø  Comercio con América del Sur:

El comercio con América del Sur se realizaba desde Panamá por el Océano Pacífico hacia el puerto del Callao, en Perú. Desde allí, y a lomo de mula, utilizando los caminos indígenas, se cruzaba la cordillera de los Andes y se abastecía la zona del Río de la Plata. Debido a las distancias y a los innumerables intermediarios, un producto que llegaba al Río de la Plata se encarecía hasta un 600 %.

El fracaso del monopolio.


España tenía muy poco desarrollada su producción y no pudo abastecer todas las necesidades americanas. Por ello debió recurrir a la compra de mercaderías extranjeras, especialmente de Flandes, Francia e Inglaterra. Los comerciantes españoles se transformaron, así, en simples intermediarios. España tuvo, por este motivo, una balanza comercial desfavorable, pues el oro proveniente de las Indias pagaba sus importaciones europeas. Por su parte, las colonias estuvieron irregular e insuficientemente abastecidas de productos europeos. Esto permitió el desarrollo del contrabando en América.Los principales protagonistas de esta actividad fueron ingleses y franceses. A través del contrabando, los americanos recibían mercaderías más variadas y a precios más bajos que las que provenían de España. La reacción de las autoridades españolas ante estos graves peligros, fue por un lado, proteger los barcos con galeones; por otro, la construcción de fortificaciones para proteger los puertos, con guarniciones militares profesionales. Los corsarios eran franceses, holandeses, pero el papel más importante fue desempeñado por los ingleses. Los personajes que alcanzaron la mayor celebridad fueron Hawkins, Drake y Morgan. "

Exceptuando los textos que acompañan las imágenes, los textos fueron  extraídos de CD “Colección Historia Digital. La Historia, saber en construcción, 2º año.”, en http://profesordehistoriajesusmourin.blogspot.com/


"El Río de la Plata presentaba algunas ventajas para el comercio ilegal: era difícil de controlar por las autoridades españolas asentadas en la lejana Lima -la capital del Virreinato del Perú- y estaba muy cerca del Brasil, desde donde partían los barcos de los comerciantes portugueses. Estas circunstancias permitieron que creciera la importancia de la ciudad de Buenos Aires - ubicada en una zona  de escasa relevancia económica hasta ese momento- como centro de un activo contrabando. Por su puerto ingresaban clandestinamente productos para abastecer al interior -en especial al Tucumán y a Potosí-, por allí pasaba la plata potosina directamente a manos de los comerciantes europeos."
Texto extraido de M. Alonso y otros, "Historia. Europa Moderna y América colonial", edit. Aique, Bs. As., 1995



ECONOMÍA MUNDO.

"La organización de imperios coloniales desde el siglo XV significó la creación de una economía mundo en la que distintas regiones, como América, Asia y África estaban conectadas con Europa. En el siglo XVIII Inglaterra se convirtió en la principal potencia mundial. Estableció colonias de las cuales obtuvo materias primas baratas y en las que podía colocar sus productos elaborados." (M. Alonso y otros. "Historia. Europa Moderna y América colonial, Edit. Aique, Bs.As., 1995)

El comercio triangular.


Durante la época colonial (y luego, con algunas variantes también), se dio lo que se llamó el comercio triangular: Tres continentes se unían comercialmente, América exportaba materias primas y alimentos, Europa productos elaborados y África esclavos. Quienes controlaban estos flujos comerciales eran las potencias europeas, España y Portugal primero e Inglaterra luego.

El comercio triangular



viernes, 8 de mayo de 2015

Absolutismo.

Absolutismo. Conocemos como Absolutismo, a una forma de gobierno, que encontramos en Europa Occidental durante los siglos XVI, XVII y XVIII (especialmente en los últimos dos, aunque se puede decir que perduró hasta el siglo XX en algunos países), basada en la centralización del poder en el monarca. En los siglos XVI y XVII, surgió en Europa, el Estado Moderno. Ese tipo de Estado cuenta con: Una autoridad común a todo el territorio. Burocracia especializada (a cargo del trabajo administrativo). Ejército permanente (los guerreros ya no serían convocados por cada noble, en caso de necesidad, sino que trabajaban para el monarca a cambio de un sueldo, en forma permanente y especializada). Diplomacia desarrollada (el relacionamiento y negociación con otros países, en términos pacíficos). Reconocimiento internacional de la existencia de ese estado.

 En esa época, las formas políticas de este tipo de Estado, fueron: la Monarquía Autoritaria durante siglo XVI (el monarca respetaba derechos de cada localidad, sin concentrar absolutamente todo el poder) y la Monarquía Absoluta (siglos XVII y XVIII), donde el monarca impone su autoridad sin rendirle cuentas a nadie.
Características del Estado Absolutista.
 “En el Estado Absolutista, el rey posee de hecho y de derecho, todos los atributos de la soberanía encarnando el ideal nacional por lo tanto:
1. Hace las leyes y administra la justicia, siendo entonces fuente de derecho.
2. Tiene un ejército permanente y mercenario, factor fundamental en la concreción de la centralización del poder debido a las continuas guerras que por diferentes motivos se desarrollarán así como en la delimitación de fronteras.
3. Establece impuestos sin el consentimiento de sus gobernadores e intenta crear un sistema económico unificado a través del cobro de impuestos y de la abolición de aduanas internas. Privilegio que hasta el momento se hallaba repartido con los señores feudales, quienes cobraban impuestos y peajes para sí.
4. Surgirá como consecuencia una burocracia estatal especializada que cumplirá las funciones administrativas y judiciales.
5. No se convocarán las Asambleas Representativas, éstas eran el órgano que según cada Estado, representaba “el pueblo” y dicha representación pertenecía a la nobleza, clero y burguesía, excluyéndose al campesinado.
6. Engrandece su reino por medio de la Diplomacia por lo que ésta pasará a tener mucha importancia junto con lo que será la política de alianzas matrimoniales, destinada a unificar reinos sin la conquista mediante la guerra.
7. Tiende a tener a la Iglesia supeditada a la autoridad del rey. La iglesia, de gran influencia y poder, respondía por entonces a la autoridad exclusiva del Papa, lo cual era un escollo en el camino hacia la centralización del poder ya que el Papa era visto como una autoridad extranjera, representantes de intereses que muchas veces se encontraban en oposición con los del monarca.

 Factores que favorecen el desarrollo del Estado Absolutista:
1. Presencia de un fuerte sentimiento patriótico desarrollado por las continuas guerras contra el extranjero. 2. La necesidad de un poder fuerte que restablezca la paz frente a las rebeliones internas.
3. La influencia del Derecho Romano que difundió la idea de un príncipe absoluto con todos los poderes y que fuera fuente de ley.
 4. La oposición de intereses entre nobles y burgueses lo cual convierte al rey en árbitro de la situación. La burguesía daba al rey los recursos necesarios para llevar adelante las guerras logrando que el rey ennobleciera a quienes así colaboraban otorgándoles títulos nobiliarios; crea por esta vía una nobleza adepta a él, tal lo que sucedió en Francia con lo que se llamó Nobleza Togada.

 Factores limitantes:
1. Los principios cristianos que rigen la conducta del rey.
2. El respeto a las leyes tradicionales surgidas con su reino.
3. Respeto a los derechos de gentes, propiedad privada.
4. Pocos funcionarios, dificultades en las comunicaciones y consiguiente retraso en el cumplimiento de las órdenes.

 POLÍTICA ECONÓMICA - MERCANTILISMO. 
Es una teoría y una práctica económica que caracteriza a los Estados Europeos de la época del Absolutismo. La economía de la época feudal era cerrada y de base agraria, constituyendo un mundo económicamente autosuficiente ya que el feudo produce todo.
En el absolutismo reaparece el comercio a distancia y especialmente marítimo (comercio con el norte de Italia y por los mares del Báltico) lo que tiene sus consecuencias: EN LO SOCIAL surge una nueva clase llamada BURGUESÍA. EN LO ECONÓMICO resurge la MONEDA como instrumento de cambio. Todo esto se vio impulsado por el descubrimiento de América y la llegada de los portugueses al mundo asiático. El oro y la plata americanos dan impulso al capitalismo de occidente.
CAPITALISMO MERCANTIL. Quiere decir que la actividad del capital se realiza en dos sectores: 1. EL COMERCIO 2. LOS TRANSPORTES MARÍTIMOS.
 Hasta el siglo XVI, el desarrollo económico se hace en forma de actividad privada, pero las monarquías del absolutismo van a dirigir la economía aprovechando el desarrollo económico para sus fines políticos. Cuanto más rico es un Estado más fuerte es la monarquía porque ésta puede disponer de los recursos de esa mayor riqueza.
EL MERCANTILISMO SE BASARÁ EN:
1. PRINCIPIO DE METALISMO que establece que la riqueza del Estado estará dada por la cantidad de oro y plata que tenga. Estos metales llegarán al Estado por la explotación de las minas, por ejemplo, americanas, o por el comercio con el exterior.
2. PRINCIPIO DE BALANZA COMERCIAL FAVORABLE establece que para que el Estado pueda conservar el metal en sus arcas deberá vender más de lo que compra.
3. POBLACIONISMO tendrá también en cuenta el aumento de la población sobre la base de que esto dará más brazos para el trabajo y más personas que consuman.
 4. INDUSTRIALISMO propugnará el desarrollo de la producción manufacturera como la textil, lo cual dará ganancias más seguras que la agricultura. Creará leyes proteccionistas que defiendan la producción nacional de la competencia extranjera. Impulsará la expansión de los estados lo cual llevará a guerras económicas por la obtención de nuevos mercados, por el control de la producción, por el uso de las materias primas y de las rutas comerciales.
5. MONOPOLIO será aplicado respecto a las Colonias y por él éstas solo podrán comerciar con la metrópoli produciendo para ésta las materias primas o extrayendo el oro y la plata y comprando a ella los productos manufacturados.”

 Texto extraído de “Apuntes de Historia Universal. Tomo I, Monarquías Absolutas”, Montevideo, Edit. La República, 1999

 FUNDAMENTACIONES DEL ABSOLUTISMO

 El absolutismo tuvo muchas fundamentaciones por parte de teóricos de la época. Entre esos teóricos encontramos a Thomas Hobbes (Inglaterra 1588-1679) y a Bossuet (Francia 1627-1704).
Hobbes argumenta el absolutismo sosteniendo que en los hombres son malos por naturaleza (“el hombre es el lobo del hombre”) y que para poder convivir en sociedad, evitando la guerra permanente entre sí, delegaron en el rey la soberanía, la autoridad absoluta, a cambio de seguridad. Para Hobbes, el pueblo no tiene derechos que el rey deba respetar por moral. El rey puede ejercer su autoridad a su antojo, porque el pueblo se la dio. Bossuet afirmaba que la soberanía tenía cuatro características: • Es sagrada (Dios creó el poder político y es su voluntad quien lo ejerza). • Es absoluta (ilimitada, porque ningún hombre puede limitar el poder que Dios confirió y sólo a él debe cuentas el soberano). • Debe ejercerse paternalmente (El rey debe comportarse como un padre con sus súbditos y procurar la felicidad de su pueblo). • Debe ejercerse conforme a la razón (buscar la sabiduría, conocer los negocios, conocerse a sí mismo, hablar y callarse oportunamente, prever, instruir a sus ministros).
 

 Tarea:
1- ¿Qué es el absolutismo?
2- ¿En qué se fundamentó el absolutismo?
3-¿Cuál fue la política económica que adoptaron los reyes absolutistas y en qué se basaba?
4- ¿Quién financiaba los estados absolutistas? ¿Por qué?
5- ¿En qué se diferencia nuestra forma de gobierno con el absolutismo?
6- ¿Qué familia estaba en el poder en España, cuando se fundaron las primeras ciudades españolas en la Banda Oriental?

Organización política de las colonias españolas en América


Las Leyes de Indias.

"Para sostener legalmente estas entidades, la Corona emitió las Leyes de Indias, mediante las cuales se regulaba la vida social, económica y
Encomendero maltratando a un indígena
Encomendero abusando de un indígena
política de las colonias. Respecto a las Leyes de Indias, caben destacar las revisiones a las que fueron sometidas las Leyes de Burgos, las primeras aplicadas en América, las cuales establecían el trato que debía recibir el nativo, estipulando que los indios son libres, pero son súbditos de los Reyes Católicos, que debían trabajar en condiciones humanas, pero que su salario podía ser pagado en especie, y que en caso de que se resistiesen a las evangelización, estaba autorizado el uso de la fuerza contra ellos. Estas leyes, además, permitían el sistema de encomiendas, siempre y cuando se diera prioridad a la evangelización de los nativos y se les tratase de una manera humana.
Fray Bartolomé de las Casas
Fray Bartolomé de las Casas
Pero la realidad era distinta. La polémica se suscitó a partir de las denuncias realizadas por el obispo dominico Bartolomé de las Casas, con respecto a los malos tratos que recibían los aborígenes con el sistema de encomiendas. Para solucionar esta situación, Carlos V convocó una junta de juristas que elaboraron las Leyes Nuevas, las cuales fueron promulgadas el 20 de noviembre de 1542.
Estas leyes, intentaron mejorar las condiciones a las que estaban sometidos los nativos, mediante la prohibición de la esclavitud de los aborígenes, protección de la Corona, y la prohibición de la creación de nuevas encomiendas. Este último punto, la prohibición de la creación de nuevas encomiendas, provocaría que este sistema de trabajo desapareciese, lo cual creó fuertes recelos entre los encomenderos limeños, quienes se revelaron contra el virrey llegando incluso a derrocarlo. El orden fue restablecido por las autoridades y se decidió permitir la creación de nuevas encomiendas, ya que su ausencia perjudicaba gravemente a los colonos españoles.
Las Leyes de Indias sufrieron numerosas modificaciones a través de los años. Estas modificaciones se realizaban en función de los cambios a los que se veía sometida la administración y las necesidades de la metrópoli."
Texto extraido de http://www.claseshistoria.com/

El Régimen Indiano.

Su organización fue el fruto de un largo proceso. La Corona española intentó superar las dificultades de la distancia con sus colonias y limitar los grandes privilegios dados a los descubridores y conquistadores.

Durante la dinastía de los Habsburgos, Las Indias fueron consideradas como Reinos Singulares Incorporados Bajo la Dependencia de la Corona, organizados separadamente de la administración de España, con una legislación particular y un régimen de gobierno distinto al de la península.

Autoridades residentes en España.

El Consejo de Indias. Órgano superior gobierno con Funciones legislativas. Hacía las leyes o daba fuerza de ley a las ordenanzas dictadas por los organismos dependientes.

Audiencias.  Dirigían la administración y proponían al monarca nombramientos y ascensos.
 Supevisaba la actuación de funcionarios reales y vigilaba las actuaciones de la Casa de Contratación.
 Llevaba adelante juicios importantes en España relativos a las India y las apelaciones de juicios que se elevaban desde América. Tenía especial competencia en los juicios de residencia y de visita

La Casa de Contratación. Sus atribuciones eran la organización de las flotas colonizadoras que partían a América. Controlaba la importación ilegal de oro y vigilaba los barcos y mercaderías que venían para América o llegaban de ésta. Tenían jurisdicción civil y criminal en lo referente al comercio, comunicación y navegación.
"Creada mediante Real Cédula en 1503, en Sevilla, la Casa de Contratación de Indias se encargaba de regular el comercio con las colonias americanas. Además de realizar funciones comerciales, la Casa de Contratación desempeñó un papel fundamental en el ámbito de la cartografía y la navegación, puesto que estableció numerosas escuelas para navegantes que sirvieron como precedente al resto de Europa. Gracias a sus funciones hacendísticas, la Casa de Contratación de Indias ocupó un lugar fundamental tanto en la administración del comercio colonial, como en las finanzas de la metrópoli, e hizo de Sevilla, su sede, uno de los principales centros neurálgicos del imperio."

Texto entre comillas extraido de http://www.claseshistoria.com/


Sevilla en el siglo XVI

Sevilla en el siglo XVI. Pintura de Alonso Sánchez Coello

Las reales cédulas. Eran dictadas por el Consejo de Indias. Se conocen por las ordenanzas
dictadas por los virreyes y las reales audiencias.
Las nuevas condiciones sociales, económicas y políticas creadas por la realidad americana eran mal conocidas o desconocidas en España. Muchas disposiciones resultaban inaplicables. En ciertos momentos provocó movimientos de abierta rebelión.
En otros determinó la práctica de “acatar pero no cumplir”. Cuando se recibía una disposición que se consideraba inaplicable se declaraba suspendido su cumplimiento (postergación)

Autoridades residentes en América.

En América no era clara ni la delimitación de funciones ni su ordenamiento jerárquico. La distancia con España y entre algunas de las colonias, obró contra los propósitos de centralización.

Las Reales Audiencias. Fueron instaladas junto con los conquistadores. Fue una imitación de las audiencias o cancillerías castellanas, pero con mayores atribuciones.
Existieron en Santo Domingo, México, Tierra Firme, Lima, Charcas, Quito, Cuzco, Chile y Buenos Aires.
Clasificadas en: Virreinales, Pretoriales (Capitanía General o Gobernador) y Subordinadas (presididas por un togado).
Tenían funciones judiciales (eran tribunales de apelación de tribunales inferiores) y gubernativas.
Jjunto al virrey constituían el Real Acuerdo (consejo consultivo). Podían sustituir al virrey.
Tenían la finalidad de contrabalancear el poder de los virreyes. Ante ellas se podían apelar las resoluciones de los virreyes y gobernadores. Podían hacer advertencias a los virreyes y gobernadores e informar sobre su gestión al Consejo de Indias.
Como no hubo nunca una clara delimitación de funciones fueron frecuentes los conflictos con virreyes, capitanes generales y gobernadores

Los Virreyes. Representaban al rey en Américay por lo tanto, le corresponden honores similares.
Es la suprema autoridad en el territorio de su jurisdicción. Salvo expresas limitaciones fijadas por la ley, tienen extraordinarias atribuciones, pudiendo resolver asuntos sin necesidad de la aprobación real.
Este cargo en un principio fue ocupado en forma vitalicia, luego pasó ocuparse po tres o cinco años.
Tenían la prohibición de vincularse socialmente dentro del virreinato (por la imparcialidad que debe procurar), no podían contraer matrimonio con mujer allí residente, comprar tierras, ser padrinos, o concurrir a bodas, entierros o fiestas de particulares.
Los virreyes tenían iniciativa para gobernar, salvo que recibieran instrucciones del Consejo de Indias. Realizaban nombramientos para cargos; debían velar por la protección de los indígenas, fomentar el desarrollo, interpretar leyes dictadas en la metrópoli y podían firmar capitulaciones. Presidían las Reales Audiencias.
Entre sus funciones administrativas se encontraban las de inspeccionar las finanzas, autorizar gastos extraordinarios, controlar la acuñación y fomentar la agricultura, ganadería e industrias autorizadas.
El virrey tenía poder militar, era el mando supremo de las fuerzas de mar y tierra, aún sobre los almirantes de las flotas provenientes de España mientras estuvieran en aguas del virreinato
Los virreyes también tenían funciones religiosas, eran vice-patronos y un contralor sobre la Iglesia
Tenían la obligación de someterse a juicio de residencia al finalizar el mandato.
El primer virreinato  fue el de Nueva España (1535), el segundo fue el  Virreinato de Perú (1542). 
El Virreinato de Perú era considerado como de superior jerarquía. Algunos virreyes pasaron allí en calidad de ascenso con una remuneración superior.
El virreinato del Río de la Plata fue creado en 1776, como parte de las reformas Borbónicas.



Capitanes generales. Semejantes a los virreyes, carecían de su esplendor, pero tenían una responsabilidad mucho mayor. Las capitanías se situaban donde había mayor resistencia indígena o a ataques de extranjeros. Ejemplo: Chile, Venezuela y Cuba.

Gobernadores, corregidores y alcaldes mayores. Estaban al frente de las circunscripciones territoriales pertenecientes a un virreinato. Estaban subordinados al virrey.
Los corregidores y alcaldes mayores se diferencian de los gobernadores por la menor extensión del territorio (ciudad).
Eran elegidos por el rey, el virrey o las Reales Audiencias. Presidían los cabildos, actuaban en la apelación de los alcaldes ordinarios, cuidaban del cobro de impuestos y de las fortificaciones militares. Ninguno de ellos  podía ser vecino de esa circunscripción.
Para acceder al cargo debían jurar fidelidad y presentar inventario patrimonial.

Oficiales reales. Estaban a cargo de las Cajas Reales. Administraban las rentas correspondientes a la Corona: Quinto real, Tributos, Almojarifazgo (aduanas). Eran controlados por los contadores del Consejo de Indias, sujetos a juicios de visita y residencia -juicios para poder salvar las dificultades de la distancia en la vigilancia de las autoridades residentes en América. Recogían información en el lugar e informaban al Consejo de Indias-.

Los Cabildos. Eran una imitación de los municipios castellanos. Sus miembros eran elegidos por el fundador de la ciudad, por la Corona o por los vecinos. Eran considerados como vecinos, los que participaban de la fundación y sus descendientes, luego  fueron sonciderados así todos los cabezas de familia, propietarios y radicados en el lugar.El cabildo adjudicaba o retiraba la calidad de vecino.
El Cabildo estaba integrado por 2 alcaldes, 12 regidores, 1 alférez real, 1 alguacil mayor.
Los gobernantes, corregidores, alcaldes mayores, oficiales reales eran miembros del cabildo
Tenía funciones judiciales y administrativas; debía ocuparse del abasto y los precios, la higiene pública, y la policía. Sus integrantes elegían los nuevos miembros. Era tribunal de apelación de las resoluciones de los alcaldes. Se encargaban de incrementar las obras públicas; otorgar licencias para industrias; del abasto; del orden y buenas costumbres, y de la enseñanza primaria.

Cabildos abiertos. Pertenecían al derecho consuetudinario. La convocatoria a cabildo abierto es hecha por el propio cabildo para asegurarse un mayor respaldo de opiniones, frente a problemas de importancia. Sólo comprendía a los vecinos más conocidos y respetables. Tenía por tanto carácter aristocrático y no democrático