domingo, 8 de marzo de 2015

¡Éxitos en este nuevo año!

Estimados estudiantes:
 En este blog encontrarán materiales y actividades propuestos para el trabajo en clase de Historia.
Recuerden que pueden hacer comentarios y plantear dudas en este espacio virtual, pero el ámbito formal para hacerlo es en la clase.
¡Nos deseo un año lleno de aprendizajes y buenas experiencias!
Prof. Gabriela Invernizzi

domingo, 6 de mayo de 2012

La Expansión Europea.

La expansión europea de los siglos XV y XVI se desarrolló en dos ámbitos: comercial y territorial. Se puede decir que la primera es detonante de la segunda (aunque no es su única causa).
¿Cuáles son sus causas y características? las desarrollaremos a continuación.


Mapa elaborado por Fra Mauro en 1459, aquí se ve lo que conocían los europeos del mundo, en ese entonces.

La crisis del siglo XIV y la expansión comercial.

Desde el siglo XI se venía observando en Europa occidental, el resugimiento de la vida urbana y del comercio, tomando un nuevo impulso en el siglo XIII con la aparición de los bancos. A estos cambios se les sumó, en el siglo XIV, una crisis que afectó seriamente a la sociedad feudal europea. Se puede decir que estos procesos promovieron un cambio en las estructuras económicas medievales que dieron lugar al capitalismo comercial.
La crisis del siglo XIV comenzó como una crisis de producción agrícola, causada por el agotamiento de los suelos, inclemencias climáticas y la imposibilidad técnica de resolver estos problemas.
La población rural emigró del campo y los productos agrícolas escarearon, aumentando su valor; aumentaron así las hambrunas. Una población mal alimentada y con malas condiciones de higiene es propensa a las epidemias; ese fue el terreno fértil para la peste negra que afectó a Europa a partir de 1348 y diezmó a millones de personas. La disminución de población  causada por la peste se agravó como consecuencia de numerosas guerras que se produjeron en todo el continente. La muerte gobernaba Europa.
La crisis del siglo XIV afectó las relaciones entre señores feudales (nobles) y siervos (campesinos a su servicio). La disminución de la población rural afectó a los señores, puesto que al disminuir la producción agrícola y el número de campesinos, se vio afectado el cobro de impuestos, principal fuente de recursos de los mismos.
La búsqueda de soluciones a esta crisis produjo cambios que se manifestaron lentamente, pero modificaron para siempre la estructura de la sociedad feudal.
La expansión del comercio y del poder económico de los burgueses, junto con las revueltas de campesinos disconformes con su calidad de vida, presentaban rechazo al poder feudal. Por su lado la aristocracia de los señores reaccionó para defender sus privilegios hereditarios. Del enfrentamiento de estas dos fuerzas surgió el Mundo Moderno.
A partir del siglo XV la población europea comenzó a aumentar nuevamente gracias a la disminución de pestes, hambrunas y guerras. Se dio entonces un crecimiento demográfico. Las mejoras en las condiciones higiénicas y sanitarias; el acceso al agua en las ciudades; la construcción de viviendas de ladrillo o piedra en vez de madera; y la reconstrucción de la agricultura, fueron los factores que contribuyeron a ese crecimiento en la población.
Los hombres de negocios comenzaron a comprar tierras, invirtiendo en la producción rural. Hasta ese momento la producción rural no se veía como una fuente de enriquecimiento, sino como autoabastecimiento, es decir, como medio de subsistencia. Comerciantes urbanos y propietarios de tierras invirtieron en estos productos con el objetivo de venderlos en los mercados. Para lograr el aumento de esta producción, se introdujeron innovaciones técnicas en el trabajo rural que hicieron que se precisara menos gente para el trabajo agrícola para producir mayor cantidad. Los campesinos libres se vieron obligados a abandonar sus tierras y emigrar a los bosques o a las ciudades para subsistir.
En las ciudades los gremios continuaban controlando la producción artesanal. Los gremios eran agrupaciones de maestros artesanos de acuerdo a su oficio. Todo maestro artesano tenía uno o más aprendices, quienes vivían con el maestro para aprender el oficio. El gremio decidía, previa prueba de una obra maestra, si un aprendiz podía ser maestro y poner su propio taller. Era el gremio el que fijaba los precios, la cantidad y la calidad de los productos.
A partir del siglo XVI, algunos gremios decidieron bajar la calidad de algunos productos y aumentar la cantidad de producción, aumentando así el volumen de intercambios comerciales de esos productos. Los gremios textiles de Inglaterra y Flandes se especializaron en producir paños de lana (favorecidos por el aumento de la producción ovina en la zona), mientras que los italianos continuaron produciendo paños finos de seda.
Otro cambio que favoreció el impulso comercial fue el llamado "sistema doméstico", Algunos comerciantes urbanos contrataban como mano de obra a artesanos que vivían en el medio rural, les llevaban materiales y luego vendían los diversos productos que obtenían en los centros comerciales urbanos.
El crecimiento del comercio en las ciudades provocó modificaciones en la economía rural. 

El desarrollo del comercio y la expansión ultramarina

El florecimiento de los negocios hizo que se consolidara la llamada "burguesía comercial" (hombres enriquecidos por la compra y venta, el préstamo de dinero a interés o la producción de manufacturas). Este grupo, junto con los maestros de los gremios, formaban parte del grupo privilegiado, a nivel económico, de las ciudades europeas. Otro grupo que comenzará a tener cada vez mayor prestigio será el de profesionales, en espacial médicos y abogados.

La búsqueda de una ruta a las especias.
"Un proceso de expansión tan notable fue posible porque coincidieron un conjunto de necesidades, de motivaciones y, a la vez, de posibilidades de resolverlas. Dentro de ese conjunto de necesidades se destacaba una de carácter económico: el uso de las especias como conservantes de alimentos. El tráfico de especias entre Europa y el Lejano Oriente ya se venía practicando desde algunos siglos atrás. Pero la antigua ruta terrestre, hacia el siglo XV, comenzó a dejar de ser práctica. Esto se debió a dos razones: la primera fue que la demanda de los artículos orientales en Europa creció y los comerciantes necesitaron disponer de un mayor volumen de mercancías. La ruta terrestre era muy lenta, no permitía realizar un tráfico mayor, y los productos se encarecían porque en un trayecto tan largo había muchos intermediarios. La segunda razón fue que el imperio turco extendió sus dominios y conquistó la ciudad de Bizancio, la antigua capital del Imperio Romano de Oriente, en 1453. La presencia de los turcos en el territorio que hasta ese momento había servido  de paso entre Europa y el Oriente dificultó aún más el tráfico comercial."
M. Alonso y otros, "Historia. Europa Moderna y América Colonial". Edit. Aique, Bs. As. 1995.

Planisferios con las rutas de exploración de los europeos en los siglos XV y XVI, en el primero se ve ampliada la zona a donde arribó Colón en sus viajes a América.




La expansión de Portugal y España.
"En el proceso de expansión europea de los siglos XV y XVI, Europa no actuó como un conjunto organizado. La expansión territorial se produjo debido a las decisiones que tomaban un conjunto de hombres, guiados por sus interesas particulares, como por ejemplo, el deseo de enriquecerse. En esta búsqueda de nuevas rutas comerciales coincidieron diferentes intereses:
  • los de los burgueses de ciudades como Génova, Amberes o Lisboa, por ejemplo, que necesitaban nuevos mercados;
  • los intereses de muchos nobles, como fue el caso de los españoles y portugueses, que deseaban la expansión para obtener nuevas tierras y más siervos;
  • el interés de las monarquías que necesitaban metales preciosos para afrontar los enormes gastos de la corte, los palacios, los ejércitos, y los cada vez más numerosos funcionarios.
Estos diferentes intereses impulsaron la expansión europea. Y las acciones de diferentes gobiernos ayudaron a darle una mayor unidad al movimiento de expansión, pues cada reino intentó tomar la delantera y aprovechar la explotación comercial de las nuevas rutas. En la etapa inicial de la expansión, el reino de Portugal fue el primero que salió de Europa.

La expansión portuguesa
Al principio, los portugueses no pretendieron llegar al Lejano Oriente, sino que se propusieron  objetivos más modestos. Se dirigieron al norte de África para controlar directamente las fuentes de aprovisionamiento de oro, hasta entonces en manos de los musulmanes. Para obtener el metal, losportugueses sometieron a los pequeños reinos muslmanes de la región.
Un conjunto de factores ayudaron a que Portugal tuviera un papel protagónico en este proceso de expansión: su cercanía con las islas del Atlántico y la cosata africana permitió a sus naves incursionar por esa región oceánica con los recursos técnicos que ya poseía.
También fue importante el hecho de que portugal era el reino europeo que estaba en mayor contacto con la zona islámica mediterránea. En su territorio circulaban monedas con más intensidad que en otras regiones.

El imperio comercial portugués.
Gracias al aporte económico de ricos burgueses y a la acción del príncipe Enrique el Navegante, los portugueses exploraron la costa africana y, paso a paso, fueron venciendo las dificultades técnicas que les planteaba la navegación oceánica. Circunnavegaron África, y por las aguas del Océano Índico arribaron a la India.
El éxito  de esa etapa exploratoria le permitió a Potugal controlar una vasta red comercial que unió Occidente con Oriente. Las especias  orientales, el oro y los esclavos africanos fueron las mercancías que circularon por esa red. En algo menos de cien años, se amplió de manera notable el horizonte europeo y aumentaron los contactos entre los dos mundos.

La expansión española.

La reconquista.
Además de las motivaciones económicas, como la necesidad de hallar una nueva ruta comercial para las especias, también influyeron en la expansión europea conflictos políticos-religiosos, como la Reconquista.
Los árabes y otros pueblos de religión musulmana habían ocupado casi toda la Península Ibérica a partir del siglo VIII. Luego de setecientos años de guerras, los reinos cristianos españoles, lograron finalmente reconquistar el territorio perdido.
Desde el punto de vista político, las luchas por la Reconquista contribuyeron a fortalecer la autoridad de los reyes.
La lucha de los cristianos por apliar sus dominios tuvo también consecuencias importantes en la organización social. Los reinos cristianos españoles, como los reinos feudales en general, no tenían la suficiente como para encarar las guerras por sí solos. Esto los obligó a afirmar contratos con particulares, llamados capitulaciones, en los que quedaban establecidas las obligaciones del particular que se hacía cargo de la empresa bélica, y las recomensas que los reyes le entregarían luego de realizada la conquista. Estos hombres, que contaban con recursos como para armar un pequeño ejército, fueron llamados adelantados, porque estaban en los puestos de avanzada de la frontera entre cristianos y árabes. Recibían títulos y tierras a cambio de organizar y dirigir las expediciones.
La expansión de Castilla.
De manera casi simultánea con la expansión portuguesa, también emprendieron la salida de Europa los Reinos cristianos españoles. El más poderoso de ellos, el de Castilla, fue su principal impulsor.
Concluida la reconquista en la Península, la unión por matrimonio de la reina de Castilla y el rey de Aragón inició el proceso de unificación de los reinos cristianos españoles. La necesidad de oro y de metales preciosos por parte de la corona, el deseo de muchos nobles empobrecidos de rehacer sus riquezas basadas en tierras y siervos, y la búsqueda de nuevas rutas comerciales para la burguesía, estimularon las empresas océanicas de la España de los reyes católicos.
Esta convinación de distintos interesesm los del estado monárquico, los de los nobles y los de los burgueses, dio a la expansión un nuevo carácter: feudal, por un lado, y burgués, por el otro.
La conquista de Islas Canarias.
Portugal había tomado la delantera en la costa africana. Esto llevó a los españoles a intentar otras vías para alcanzar el Oriente. El primer paso fue la ocupación y conqusta de las Islas Canarias, a las que llegaron vasallos del reino de Castilla, a mediados del siglo XV. Allí se encontraron con una población nativa a la que sometieron, imponiéndole trabajos forzados. Era la primera vez que se enfrentaban con un pueblo cuya cultura no tenía ninguna relación con el mundo mediteráneo.
Para justificar su dominio, lo españoles consiguieron la autorización del papa para evangelizar a los aborígenes. Las expediciones y el beneficio obtenido (tierras y hombres) se repartían entgre la corona y los particulares. El acuerdo entre las partes quedaba establecido en la capitulación. Todas estas características se repitieron algunos años más tarde en la conquista de América.
Los viajes de Colón.

Los viajes de Colón permitieron que se pusieran en contacto de manera permanente dos espacios culturales que hasta entonces habían permanecido aislados. Varios siglos antes de que lo hiciera Colón, otros europeos habían llegado a las costas americanas: los marinos vikingos habían navegado hasta América del norte, pero no se preocuparon por establecer una ruta duradera ante las escasas perspectivas comerciales de la región.
Cristóbal Colón, probablemente nacido en Génova (ciudad de comerciantes y marinos), tentó a la corona de Portugal con su pryecto de llegar a las indias navegando hacia el oeste. Los portugueses no se interesaron por la empresa debido a que sus navegantes estaban logrando éxitos importantes en sus viajes por la costa africana, vista entonces como mucho más segura que una aventura transoceánica.
Por el contrario, la corona de Castilla sí se interesó por la propuesta de Colón, debido a la necesidad de hallar una ruta alternativa a la controlada por sus rivales portugueses. No obstante, los monarcas españoles demoraron siete años en encarar el proyecto porque, hasta 1492, su principal objetivo era derrotar a los musulmanes.
El abril de 1492, Colón y los reyes de Castilla y Aragón firmaron un acuerdo, conocido como las capitulaciones de Santa Fé. Allí quedó establecido que Colón recibiría el almirantazgo perpetuo, el virreinato y la gobernación de las tierras descubiertas y la décima parte de los tesoros que hallase.
Luego de más de dos meses de navegación, Colón creyó haber arribado a las islas orientales. No sabía que en su ruta se había interpuetso con un continente desconocido. No halló ni las especies ni el oro en cuya búsqueda se originaron estas empresas. De todos modos, sus viajes habrrieron el camino para futuras expediciones de conquista en las que los europeos vieron satisfechas sus expectativas de enriquecimiento. Los metales preciosos y la fuerza de trabajo de los nativos de América se incorporaron definitivamente a la economía europea a partir del siglo XVI."
M. Alonso y otros, "Historia. Europa Moderna y América Colonial". Edit. Aique, Bs. As. 1995.

Las nuevas mentalidades y técnicas en los viajes de exploración.

Las caravelas eran un tipo de barco velero que combinaba dos tipos de velas, tres mástiles y timón, siendo las naves más rápidas y de mayor calado, para travesías de este tipo. Observa que en la lámina que sigue dice que los reyes de España apoyaron al navegante, cuando en realidad fue la corona de Castilla. Ten cuidado con la expresión Colón "descubrió América", teniendo en cuenta todas las consideraciones que sobre ella hicimos en clase.
Son muchos los cambios que motivaron los viajes de exploración, pero podemos subrayar los siguientes:
  • Expresión cultural e ideológica del RENACIMIENTO.
  • Estímulo de la ciencia como mecanismo ideal para el progreso humano.ç
  • Experimentación y avance en la física, biología, botánica, medicina  y la geografía.
  • Innovación tecnológica mediante mejoras técnicas, entre las cuales se pueden mencionar: Desarrollo de  la  Imprenta,incrementó la publicación de libros. Construcción de barcos, como carabelas (de mayor calado) y con mayor poder de fuego como los galeones. Perfeccionamiento de instrumentos  de navegación como la brújula, el compás magnético, el astrolabio y el catalejo, entre otros.
Colón y el "Nuevo Mundo"



Tarea:
  1. ¿Qué fue la crisis del siglo XIV?
  2. ¿Qué cambios se dieron a nivel comercial en Europa a partir del sglo XV?
  3. Explica la frase "Un proceso de expansión tan notable fue posible porque coincidieron un conjunto de necesidades, de motivaciones y, a la vez, de posibilidades de resolverlas." desarrollando cuáles son las causas de la expansión territorial europea.
  4. ¿Cuál fue el país que protagonizó en primera instancia la expansión territorial?  ¿Por qué?
  5. ¿Qué implica que en Portugal circularan monedas con mucha intensidad?
  6. ¿Quiénes financiaban los viajes de exploración?
  7. ¿Cuáles fueron las mercancías que los europeos hicieron circular en los mercados de su continente?
  8. ¿Qué fue la reconquista?
  9. ¿Por dónde se expandió territorialmente Portugal y por dónde España?
  10. Según el texto y el video "Historia de España: 5" ¿Qué grupos religiosos serán despreciados y expulsados de la Península Ibérica por parte de los reyes católicos?
  11. Según el video "Colón y el nuevo mundo" ¿Cómo era América antes de ser conquistada por los europeos?

Burgueses, ciudades, gremios y comunas.


"A partir del siglo XI, en la Europa feudal se restableció el comercio y resurgió la vida urbana: se repoblaron antiguas ciudades y se fundaron numerosas ciudades nuevas. Los hombres que vivían en las ciudades o burgos y que impulsaron el desarrollo del comercio y de las nuevas actividades económicas urbanas- las artesanías- se llamaron burgueses. Su forma de vida los fue diferenciando de señores y campesinos. Los habitantes de las ciudades fueron considerados hombres libres.
Con el tiempo los burgueses más poderosos comenzaron a ejercer el gobierno de las ciudades, que se llamó comuna. En muchos casos, para organizar un gobierno propio debieron enfrentarse violentamente con los señores. Hacia fines del siglo XV, los burgueses multiplicaron sus actividades (manufacturas, bancos) y se convirtieron en los dueños de la aconomía europea."

Texto extraido de M. ALonso y otros "Historia. Europa Moderna y América Colonial". Edit. Aique, Bs.As.1995



lunes, 23 de abril de 2012

Material y tarea sobre Expansión Europea.

Los viajes de Cristóbal Colón.  

“El diario de abordo del primer viaje de Colón no se ha conservado en su versión original. Debemos darlo por perdido o destruido. Fray Bartolomé de las Casas, admirador del Almirante, fue quien hizo una copia autógrafa de los diarios del primero y tercer viajes en la biblioteca y archivo de Hernando Colón, el hijo español del marino genovés. Dicha biblioteca, que era selecta y enorme, rica en incunables, había sido depositada en el sevillano convento de San Pablo. De allí Las Casas copió los diarios, quizá abreviándolos, quizá -según ciertos historiadores- modificando algunos detalles, pero sin alterar la plenitud de su testimonio, lo enrevesado de su idioma -mezcla de español con voces portuguesas e italianas– y la minuciosidad de lo narrado, amén de los destellos de poesía que asoman entre la aridez y el pragmatismo del inventario de un mercader. El diario del primer viaje debe ser leído con una imprescindible prevención en el espíritu: Colón creía haber llegado al Asia por la puerta trasera y de ahí sus erróneas “verificaciones” e “identificaciones” de la naturaleza y el hombre americano con los pre-conceptos y los pre-juicios que habían dinamizado, primero su convicción en la certidumbre de un propósito y, luego, su voluntad inquebrantable para realizarlo. Colón navega hacia el Occidente acompañado por casi noventa hombres, casi todos de la mejor marinería andaluza, entre los cuales figuraban siete Pinzones y ocho Niños. Las tres pequeñas embarcaciones, que debemos imaginar como tres flotantes dados del destino adentrándose valerosamente en un mar terrorífico, cumplen las jornadas que van desde el 6 de setiembre, cuando dejan atrás las islas Canarias, hasta el 12 de octubre, día del arribo a Guanahani, guiadas por un marino excepcional, al cual nada se le puede retacear en cuanto a su maestría y responsabilidad en el oficio. Ese marino admirable es el Almirante de la Mar Océana, quien vigila la veloz marcha de sus tres barquichuelos sin pegar un ojo ni de noche ni de día. Es también el hombre de hierro que atraviesa como un poseído el Mar Tenebroso, seguro de su objetivo y su derrotero, salvo al final, cuando se rinde al consejo de uno de los Pinzones, quien le sugiere seguir el rumbo de las aves que volaban, al caer la tarde, derecho hacia el sudoeste. Colón, obstinadamente, se atiene a los oráculos de tres distintas y complementarias sibilas: los datos de los cosmógrafos y navegantes de su tiempo; lo aprendido en lecturas que, como a Don Quijote, le habían perturbado el seso, y finalmente, la voz providente de su misión divina. Vamos a examinar cada uno de estos factores muy brevemente. Los datos geográficos del sabio florentino Toscanelli, de quien habría recibido una misiva y un mapa, reducían considerablemente la distancia efectiva que a lo ancho del Atlántico -aún ni se presentía el Pacífico- separaba a Europa Occidental del Asia Oriental. Todos los científicos y navegantes de altura de la época sabían, por otra parte, que la Tierra era esférica. Además, con un muy imperfecto conocimiento de su verdadera estructura planetaria suponían que sus tres continentes, Europa, Asia y África, ocupaban los tres cuartos de la superficie: las aguas, por lo tanto eran pocas y fácilmente navegables. Los historiadores Las Casas, López de Gómara y el Padre José Acosta, como hoy J. Manzano, hablan además del relato y documentos de un “piloto desconocido”, alojado por Colón en su casa, el cual antes de morir, le había confiado el secreto de su llegada a tierras occidentales a raíz de una tempestad en el atlántico. Los datos literarios provenían de la Biblia y otros libros de cabecera profusamente anotados por su mano (y las de los otros Colones de la familia). Ellos eran la Naturalis Historia de Plinio el Viejo, el gran tratadista romano; los relatos de Il Milione, donde Marco Polo da cuenta de sus andanzas por el Lejano Oriente, cuando los Janes dominaban la China; y las obras a caballo entre la realidad y la fantasía, del cardenal Pierre d'Ailly (Imago Mundi) y de Eneas Sylvius Piccolomini, el futuro Pío II, (Historia Rerum Ubique Gestorum) quienes, a lo bien o mal sabido acerca de extraños países asiáticos y las distancias transmarinas entre Europa y ellos, agregaban la existencia periférica de humanidades y faunas fabulosas. Finalmente su espíritu misional lo autodesigna para llevar de nuevo a Cristo en sus hombros y volcar las riquezas obtenidas en los reinos asiáticos para el equipamiento de un gigantesco ejército cristiano que arrebataría el Santo Sepulcro a los “infieles” musulmanes que ocupaban Jerusalén. Colón busca en las Antillas oro, gemas, perlas y especies. Como no encuentra esas riquezas ni a sus portadores, los reyes y cortesanos de Cathay y Mangi (China), Cipango (Japón), Ciamba (Conchinchina), e India, territorios circundados por Saba, Ofir, Tarsis y el Quersoneso Aureo, supone -todo el viaje es una delirante cadena de suposiciones- que deben hallarse algo más al oeste de esas inoportunas y desconcertantes islas. En verdad, él esperaba descubrir filones gigantescos y no los insignificantes trozos de pectorales, narigueras y pendientes del precioso metal adquiridos de los indígenas mediante el trueque por bonetes colorados, cuentas de vidrio y cascabeles de latón. Colón es un comerciante del Renacimiento y a la vez una esquirla cultural del otoño de la Edad Media. De esta Edad Media recibe el impulso religioso, el fervor catequístico y la investidura feudal que los Reyes Católicos le otorgan a su pedido, sin curar mucho de la seriedad y continuidad de la misma. Dicha investidura, registrada jurídicamente en las Capitulaciones de Santa Fé, certifica, extendiendo a su descendencia los títulos y regalías, su calidad de Almirante, Virrey y Gobernador General de las tierras que descubra, así como el disfrute de la décima parte de las riquezas obtenidas. A Dios rogando y con el mazo dando; al legado medieval se suma el recién amanecido Renacimiento que recoge y multiplica la herencia de los siglos XIII y XIV, donde empolló el huevo crematístico del capitalismo comercial. De aquí proviene, y no debe olvidarse este aspecto, su calidad de mercader, de condottiero marítimo atento a la ganancia usuraria. Por eso mismo ningún sacerdote acompaña la primera expedición a lo desconocido. (…) En sus páginas [del diario de Colón] se da cuenta de la frenética búsqueda del oro emprendida por el Almirante, que va como un alma en pena de isla en isla husmeando el lugar “donde nace”. Colón, sorprendido por una flora inédita y el saludable clima del trópico en transición del otoño al invierno, realiza idílicas descripciones de un mundo aparentemente sin mal, pues aún no se ha topado con los caribes, a quienes solo conoce por las mentas de los taínos, mansos plantadores y pescadores arawacos. En los primeros días aparece ante los europeos una humanidad pobre, mansa, ignorante, servicial, desnuda, casi desarmada, ,cuyos integrantes dan, “como bestias”, todo por nada, conducta que les niega la calidad de “gentes de razón”. Mientras navega tras la quimera del oro, el almirante toma en cuenta, con prolijo cálculo, la capacidad y profundidad de las Bahías, los caracteres de los puertos, la factibilidad de establecer emporios mercantiles. Y ante la serie de fracasos, ya que los metales preciosos, las perlas, las gemas y las especies brillaban por su ausencia, se va definiendo en su mente el designio de convertir a los indios en meras “piezas”, o sea en esclavos, equiparables a los animales. Esto o era una novedad: sin duda ya había traficado con cautivos de origen africano cuando navegaba bajo la bandera de Portugal. El coraje y la bellaquería, la belleza y la utilidad, la inocencia y el pecado, la invocación a lo divino y el ejercicio impío de lo demasiado humano se mezclan en las páginas escritas por el más grande y valeroso navegante de Occidente. Su lectura será de veras aleccionante: nos enseñará los males del etnocentrismo, los errados caminos de la desmesura – la tan temida hybris de los griegos-, las contradicciones entre lo sagrado y lo profano, los comienzos del genocidio y etnocidio de América indígena que inauguran, a partir de la fase antillana, una constante histórica en la conquista y el descubrimiento-cubrimiento del Nuevo Mundo.”
 Textos extraídos de: Daniel Vidart, “Los cuatro viajes de Colón. Diario del primer viaje (I)”, La República, Montevideo, 1992. Extractos del Prólogo.

 Ejercicios para hacer en grupos de 2 o 3 personas.  Es una tarea muy especial, por lo tanto cuenta como escrito.
Se trabajará en clase y luego se entregará en hoja (a mano o impreso, no usar lápiz) con los nombres de los integrantes y el grupo. No se solicita carpeta, entreguen solamente las hojas enganchadas 
Se solicitará el trabajo luego de semana de turismo


    1- Lean atentamente todo el texto y respondan ¿Cuál es el tema del mismo?

2- ¿Qué es un diario de viaje? ¿De qué forma podemos acceder al Diario de viaje de Colón? ¿Qué características tiene ese documento histórico?
3- ¿Quién era el Almirante de la Mar Océana? ¿Qué lo inspiraba a realizar este viaje?
4- Respondan: ¿era sabido que la Tierra era semi esférica? ¿Qué continentes eran conocidos por los europeos? Según los cálculos de la época ¿era sencillo navegar por los océanos? ¿por qué? ¿Alguien había estado en nuestro continente ya?
5- ¿A qué se refiere el autor cuando dice que Colón “vigilaba la veloz marcha de sus tres barquichuelos”? ¿Por qué los llama "barquichuelos"'
6-¿Por qué Vidart plantea que “todo el viaje es una delirante cadena de suposiciones”?
7- ¿Por qué a los europeos (sobre todo a los portugueses y españoles) les parecía tan importante descubrir nuevas rutas de navegación? ¿Cuáles eran los objetivos de estos viajes?
8- ¿A dónde esperaba llegar Colón y a dónde llegó? Busquen un planisferio donde se vean las diferentes rutas oceánicas marcadas por los europeos durante los siglos XV y XVI.
9-Expliquen el siguiente párrafo “En los primeros días aparece ante los europeos una humanidad pobre, mansa, ignorante, servicial, desnuda, casi desarmada, ,cuyos integrantes dan, “como bestias”, todo por nada, conducta que les niega la calidad de “gentes de razón”.” ¿Están de acuerdo con las apreciaciones de los europeos? Fundamenten.
10-Expliquen por qué el autor plantea que los viajes de Colón a América fueron “los comienzos del genocidio y etnocidio de América indígena que inauguran, a partir de la fase antillana, una constante histórica en la conquista y el descubrimiento-cubrimiento del Nuevo Mundo.”

sábado, 7 de abril de 2012

El Renacimiento

"Renacimiento es el nombre dado a un amplio movimiento cultural, que se produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI. Sus principales exponentes se hallan en el campo de las artes, aunque también se produjo una renovación en las ciencias, tanto naturales como humanas. Italia fue el lugar de nacimiento y desarrollo de este movimiento.
El Renacimiento fue fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.
El nombre «Renacimiento» se utilizó porque este movimiento retomaba ciertos elementos de la cultura clásica. El término simboliza la reactivación del conocimiento y el progreso tras siglos de predominio de un tipo de mentalidad dogmática establecida en la Europa de la Edad Media. Esta nueva etapa planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano, el interés por las artes, la política y las ciencias, sustituyendo el teocentrismo medieval por cierto antropocentrismo.
El historiador y artista Giorgio Vasari había formulado una idea determinante, el nuevo nacimiento del arte antiguo, que presuponía una marcada conciencia histórica individual, fenómeno completamente nuevo en la actitud espiritual del artista.
De hecho, el Renacimiento rompió, conscientemente, con la tradición artística de la Edad Media, a la que calificó como un estilo de bárbaros, que más tarde recibirá el calificativo de gótico. Con la misma conciencia, el movimiento renacentista se opuso al arte contemporáneo del norte de Europa.
Desde una perspectiva de la evolución artística general de Europa, el Renacimiento significó una «ruptura» con la unidad estilística que hasta ese momento había sido «supranacional».
Sobre el significado del concepto de Renacimiento y sobre su cronología se ha discutido muchísimo; generalmente, con el término «humanismo» se indica el proceso innovador, inspirado en la Antigüedad clásica y en la consolidación de la importancia del hombre en la organización de las realidades histórica y natural que se aplicó en los siglos XV y XVI.
El Renacimiento no fue un fenómeno unitario desde los puntos de vista cronológico y geográfico. Su ámbito se limitó a la cultura europea y a los territorios americanos recién descubiertos, a los que las novedades renacentistas llegaron tardíamente. Su desarrollo coincidió con el inicio de la Edad Moderna, marcada por la consolidación de los Estados europeos, los viajes transoceánicos que pusieron en contacto a Europa y América, la descomposición del feudalismo, el ascenso de la burguesía y la afirmación del capitalismo. Sin embargo, muchos de estos fenómenos rebasan por su magnitud y mayor extensión en el tiempo el ámbito renacentista.(...)
Características

De forma genérica se pueden establecer las características del Renacimiento en:

  • La vuelta a la Antigüedad. Resurgirán tanto las antiguas formas arquitectónicas, como el orden clásico, la utilización de motivos formales y plásticos antiguos, la incorporación de antiguas creencias, los temas de mitología, de historia, así como la adopción de antiguos elementos simbólicos. Con ello el objetivo no va a ser una copia servil, sino la penetración y el conocimiento de las leyes que sustentan el arte clásico.
  • Surgimiento de una nueva relación con la Naturaleza, que va unida a una concepción ideal y realista de la ciencia. La matemática se va a convertir en la principal ayuda de un arte que se preocupa incesantemente en fundamentar racionalmente su ideal de belleza. 
  • El Renacimiento hace al hombre medida de todas las cosas. Presupone en el artista una formación científica, que le hace liberarse de actitudes medievales y elevarse al más alto rango social.

Los supuestos históricos que permitieron desarrollar el nuevo movimiento se remontan al siglo XIV cuando, con el Humanismo, progresa un ideal individualista de la cultura y un profundo interés por la literatura clásica, que acabaría dirigiendo la atención sobre los restos monumentales y las obras literarias y tratados clásicos.
Italia en ese momento está integrada por una serie de estados entre los que destacan Venecia, Florencia, Milán, los Estados Pontificios y Nápoles. La presión que se ejercía desde el exterior impidió que, como en otras naciones, se desarrollara la unión de los reinos o estados; sin embargo, sí se produjo el fortalecimiento de la conciencia cultural de los italianos.
Desde estos supuestos fueron las ciudades las que se convierten en centros de renovación artística, científica, y, en último término, de las costumbres e ideas de toda la sociedad.
En Florencia, el desarrollo de una rica burguesía ayudó al despliegue de las fuerzas del Renacimiento; la ciudad se convirtió en punto de partida del movimiento, y surgen, bajo la protección de los Médicis, las primeras obras de arte del nuevo estilo que desde aquí se va a extender al resto de Italia, primero, y después a toda Europa."
Extraído (con modificaciones) de www.wikipedia.org

TAREA:

Luego de leer el texto y ver los videos, realiza los siguientes ejercicios:

  1. ¿Qué quiere decir "Renacimiento"? ¿Qué es lo que renació?
  2. ¿Cuáles son las principales características del Renacimiento?
  3. ¿En qué espacio geográfico y en qué época se desarrolló este movimiento?
  4. Explica el enunciado en negrita (usa el diccionario si es necesario).
  5. ¿Qué es la "burguesía" y cómo influyó en el Renacimiento? (lee la entrada "burgueses, ciudades, gremios y comunas")
  6. Busca información sobre un artista del renacimiento y su obra.











La Época Moderna.

A continuación encontrarás dos presentaciones de docentes, disponibles en la web, que plantean las características generales de la Época Moderna. Obsérvalas y compáralas con la información que buscaste y el esquema que realizamos en clase.